El último rock & roll

Quienes vieron Nace una estrella, protagonizada por Bradley Cooper y Lady Gaga, habrán notado que las grandes bandas nacen de un chispazo. De estar lavando platos y oír el tarareo de un compañero, de destapar una cerveza con un anónimo y brillante guitarrista, de imaginarse de pie en un escenario, ante miles de personas, cambiando el mundo. Esa última cruzada ocurrió en los 2000, en Nueva York, cuando varios jóvenes se conocieron en bares de mala muerte y en empleos mal pagados para crear una nueva generación musical que hasta hoy retumba en millones de fanáticos. Nos vemos en el baño. Renacimiento y rock and roll en Nueva York, 2001-2011 (Neo Person, 695 págs.), de Lizzy Goodman, retrata el origen de bandas como The Strokes, The Killers, The Hives, Moby y LCD Soundsystem, entre otras, ahondando en la camaradería de una ciudad que es considerada la capital cultural del planeta.

Todos, de hecho, fueron huérfanos; de sus ciudades de origen, de una sociedad atemorizada tras el atentado a las Torres Gemelas y, sobre todo, de exgrupos como los Ramones y Velvet Underground, sus padres musicales y espirituales. Por eso, la autora opta porque sean los propios músicos quienes hablen, transcribiendo cada entrevista hasta formar un diálogo de casi 700 páginas, separado por capítulos. De los entrevistados, varios continúan activos, como el caso de Interpol, que alguna vez se presentó en Lollapalooza Chile, mientras otros persisten como referentes para nuevos músicos, a quienes quizá toparemos en el baño de algún bar desconocido. 

Crea un sitio web gratuito con WordPress.com
Empieza ahora
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star