Un avión sin retorno

Era 1973 y casi un centenar de jóvenes campesinos chilenos recibió una beca del gobierno allendista para perfeccionarse en maquinaria agrícola. El destino: la Unión Soviética. Despegaron un 4 de septiembre y, ya estando en Akhtyrskiy, llegó aquel 11. El golpe. Las imágenes. Estaban a más de 14 mil kilómetros, en el primer país con el que se cortó la diplomacia tras el bombardeo. No entendían el idioma y menos tenían claro hasta cuándo estarían en esas frías tierras, lejos de sus familias en Molina, San Esteban u Ovalle. Esta historia, su historia, es la que se narra en Viaje a las estepas. Cien jóvenes chilenos varados en la Unión Soviética tras el golpe (Catalonia – Escuela de Periodismo UDP, 135 págs.), un libro de Cristián Pérez que relata los días de aquellos muchachos (la mayoría varones) en el sur de la actual Rusia, donde sin otra alternativa debieron quedarse y adoptar la rutina: a las 6 am desayunaban y hacían ejercicios, luego estudiaban y al atardecer salían con lugareñas o repasaban las materias de la jornada. Entre medio, Chile, que llegaba a través de lentas cartas o por alguna frecuencia radial no interrumpida.

Pérez les siguió la huella y varios cuentan aquí sus experiencias y oportunidades que les brindó este viaje. Algunos estudiaron en universidades rusas y formaron otra vida; otros, sin mucho quererlo, hicieron una carrera militar en Bulgaria y Cuba. Lo cierto es que ninguno se esperó ese futuro, y hoy, ya mayores, deambulan por Europa o Chile, añorando aún aquel país que un día los vio partir.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star